Los Cabos lleva 10 años sin avance en gestión municipal

Durante su participación, Margarita Díaz Jiménez, directora del Observatorio Ciudadano Integral Los Cabos (OCI), ofreció una detallada presentación sobre el trabajo realizado por el observatorio. Destacó que, en los últimos 10 años, las administraciones municipales han recibido calificaciones mayormente negativas, con la mayoría de los indicadores en rojo, algunos en amarillo y solo uno o dos en verde. Los empresarios de Los Cabos presentes en el encuentro expresaron su preocupación por considerar perdidos estos 10 años en términos de administración municipal, señalando problemas como el aumento de la nómina, la falta de obras y servicios y la ausencia de transparencia.

Díaz Jiménez señaló que, en este periodo de tiempo, no se ha logrado avanzar; por el contrario, la situación ha retrocedido, faltando manuales para la contratación de funcionarios y la definición de perfiles requeridos para ciertas posiciones, como la de director, incluyendo requisitos de escolaridad, edad y experiencia. José Gutiérrez Sarmiento preguntó si existen ejemplos de otros municipios o países que utilicen dichos perfiles para sus funcionarios. Se le informó que la Dirección de Recursos Humanos municipal ha propuesto un proyecto que aún necesita ser analizado y aprobado por el Cabildo, lo cual representa un intento de mejora y justifica un indicador amarillo.

Díaz Jiménez también comentó que, aunque no se han revisado detalladamente los resultados de otros municipios, ciudades como Querétaro, Boca del Río en Veracruz (ganador de un premio del Consejo Mundial de Calidad), Monterrey, Ciudad Juárez y algunos municipios de Guanajuato, Aguascalientes y San Luis Potosí han mostrado avances significativos. Diego Sánchez Ortiz, empresario del sector del transporte, calificó de alarmante la situación en Los Cabos respecto a la administración pública y cuestionó el futuro si no se adoptan medidas de gestión municipal efectivas.

Sánchez Ortiz propuso que el OCI actualice su página web para hacerla tan accesible y amigable como la de Fiturca, facilitando así el acceso a la información que maneja el observatorio. Sugirió incrementar la convocatoria entre las organizaciones de la sociedad civil para fomentar su participación en estos esfuerzos y, a través del Congreso del Estado, impulsar una iniciativa que obligue a los ayuntamientos a implementar la norma ISO, dada la aparente falta de interés de los gobernantes en mejorar la situación por la ausencia de consecuencias ante su desinterés en la mejora.

La directora del OCI indicó que ya están trabajando en mejorar la página web y que varias instituciones, como la UGC y Coparmex, se han sumado al esfuerzo, y que tomarán en cuenta las sugerencias presentadas. Asimismo, lamentó que, a pesar del reconocimiento internacional del OCI, la respuesta local ha sido limitada. Mencionó que en Alemania, el municipio de Los Cabos y el observatorio han sido señalados como modelos a seguir en participación ciudadana, con publicaciones en España e Italia y participaciones en congresos internacionales y revistas científicas.

Díaz Jiménez enfatizó la importancia del acuerdo Nacional por la Integridad Electoral 2023-2024, que firmarán con el INE, como una oportunidad para presentar a los candidatos un diagnóstico municipal detallado, sugiriendo mejoras y planificando su implementación en diversas fases, desde la evaluación de propuestas hasta el seguimiento del plan municipal de desarrollo una vez elegidos.

Informó que el diagnóstico para el ejercicio 2024 estará listo en mayo, antes de las elecciones, para trabajar con los candidatos en base a un documento actualizado y continuar con el seguimiento durante los tres años de administración. Fernando Altamirano, Secretario Adjunto de la actual Mesa Directiva del Grupo, criticó la existencia de institutos que, a su juicio, no deberían existir por su ineficacia y falta de recursos, sugiriendo que el OCI proponga un modelo de administración ideal para mejorar la eficiencia gubernamental y reducir el gasto en nóminas, que ha crecido excesivamente.

Díaz Jiménez reconoció la falta de una estructura ideal pero destacó el papel de las políticas públicas en la evaluación de la estructura organizativa existente. Mencionó la creación innecesaria de institutos que, a pesar de su intención de captar recursos federales, han dependido económicamente del municipio sin lograr sus objetivos. Propuso que, en lugar de crear más institutos, sería más efectivo abrir nuevas direcciones.

Cristina Rodríguez, Coordinadora Anual de Madrugadores de Los Cabos, preguntó sobre la existencia de guías para que los servidores públicos cumplan con los indicadores y sectores requeridos, a lo que se respondió afirmativamente, destacando que la falta de cumplimiento no se debe a la ausencia de guías, sino a la voluntad de los alcaldes.

Mauricio Balderrama, empresario hotelero, expresó su esperanza de que se logren mejoras, aunque reconoció las dificultades debido a la resistencia de los gobiernos locales a adoptar políticas públicas efectivas. Sugirió que la adopción del sistema evaluatorio por parte de cámaras y colegios podría legitimarlo y promover cambios significativos.

Margarita Díaz Jiménez admitió que el sueño del observatorio de lograr un cambio significativo aún no se ha materializado y destacó la necesidad de implementar estas aspiraciones en la práctica. Jesús Aragón Estrada y Blanca Pedrín destacaron los problemas de la creciente nómina y la autonomía municipal, respectivamente, señalando los desafíos para lograr una administración eficaz y transparente.

En resumen, los participantes en la reunión con los Madrugadores de Los Cabos subrayaron la urgencia de adoptar medidas efectivas para mejorar la gestión municipal en Los Cabos, enfatizando la necesidad de transparencia, eficiencia y participación ciudadana para superar los retos actuales.